¡Buenas, buenas! Hace mucho que no hacia una entrada referida a esto, pero bueno ya me quedan poquitas actividades extras para compartir con ustedes y espero que las hayan disfrutado al igual que nosotras cuando las recibimos.

Y en este caso es un relato y una imagen de nuestra amiga Chari (que fue una de las ¡ganadoras del concurso!) .

La Primer Navidad de Chloé

“Una fina capa cubría el suelo del amplio jardín y los copos seguían cayendo con delicadeza encima de esa capa.

Vio reflejada su propia imagen en la ventana a través de la cual observaba ese espectáculo de la naturaleza: blanca y bella como la misma nieve, con una cabellera rojiza como el mismo fuego que en ese momento caldeaba la estancia desde la chimenea.

Recordó su última navidad humana y sintió nostalgia al recordarse alrededor de aquella mesa junto a sus padres y su hermana, con las mejillas encendidas y los ojos brillantes como la misma cristalería que su madre había hecho colocar sobre la mesa en un día tan especial.

Quién le iba a decir a ella, que unos pocos meses después el amor de su vida y su hermana le iban a traicionar de esa manera! Suerte que esos recuerdos ya no dolían, suerte que el hombre más bello que sus ojos habían visto jamás la devolvieron a la vida…

Si es que a un vampiro se le puede considerar como algo vivo, claro…

Se giró y lo vió sentado en ese sillón rojo que tanto les gustaba, observaba el crepitar del fuego con la mirada perdida; seguramente él también se habría perdido en sus cavilaciones.

Cruzó la sala hasta donde el estaba, haciendo que las telas de su largo vestido azul marino acariciaran el suelo y se sentó sobre el apoyabrazos del sofá.

Él la miró y ella acarició sus cabellos, gesto que hizo que la mirada y sonrisa de Héctor se hicieran más dulces y que, por un momento, no pareciera el peligroso depredador que era.

-¿Añoras a tus seres queridos, mi bella Chloé?-

Ella rió al oír “Chloé”, pues aún no se había acostumbrado a su nuevo nombre.

-Yo… aún no me he acostumbrado del todo a esto-dijo tratando de esbozar una sonrisa.

Héctor apartó un mechón cobrizo de la cara de Chloé, acarició su rostro con el dorso de la mano y le dijo :

-Cierre los ojos, My lady.

Chloé los cerró sin estar muy segura y sintió la progresiva cercanía del rostro de Héctor al suyo, sus fríos labios se deslizaron sobre los suyos y creyó tocar el cielo cuando sintió su lengua rozar la suya, pese a que la sangre siempre le había encontrado un sabor metálico, la boca de Héctor sabía dulce, como algo increíblemente apetecible que no sabía muy bien que era.

Al instante pensó que aquel beso era el mejor que le habían dado en toda su vida y al abrir los ojos se encontró con la sonrisa serena de Héctor ofreciéndole una copa de algo que podía ser vino o sangre y le dijo:

-Feliz Navidad Chloé.”

Y, por último, la imagen que nos envió:




Chari, me encantó el relato, como siempre te digo, sabes que tengo predilección por Héctor ¿no? y el hecho de que lo hayas puesto a él en la escena y más con ese final me gusto mucho xD

Y la imagen muy linda… y muy “Chari” jajajaja ¡Gracias guapa!

¿Y a ustedes qué les pareció? Espero que les guste como a nosotras :)


2 comentarios:

  1. Oh chicas!! Qué ilusión me ha hecho ver esto en vuestro blog, jajjajaja.
    Me alegro de que os guste y espero que también haya gustado a las seguidoras de vuestro blog.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. guapa claro qe nos gusto y seguro a muchas otras personas tambien!! esta buenisimo el relato :) ya qiero leer algo mas de esa historia..

      besos^^

      Eliminar

• Muchas gracias por tomarte tu tiempo y comentar •
¡Recordemos ser respetuosos unos de otros al momento de hacerlo!