Entrevista (10): Leo Batic

jueves, 21 de agosto de 2014



 
¡Hola Leo! Nos encanta tener la posibilidad de entrevistarte y esperamos sinceramente que la pases bien en el blog y respondiendo las preguntas, o por lo menos que no te sea una gran carga hacerlo jaja. Gracias ya de antemano por la buena predisposición y por colaborar con nosotras.

No van a ser muchas preguntas, solo unas cuántas para saber un poco más de vos y de tus libros así que ¡vamos a por ellos!

Para aquellos lectores que no te conozcan o para aquellos que si lo hacen pero quieran saber un poco más ¿qué puedes contarnos sobre tí? ¿Cuáles son tus gustos o actividades preferidas?

    • Soy una persona sencilla, o al menos eso deseo ser. Me gusta muchísimo estar en familia, leer libros y ver pelis. Me encanta viajar y dar clases. Los amigos son fundamentales para mí, y el mundo literario es mi segundo hogar.
      Por otro lado soy comunicador. Lo hago con todas las herramientas a mi alcance. Soy periodista, narrador, escritor e ilustrador.

      De chico ¿te gustaban los cuentos y las fábulas? ¿Creías en ellos?
      • Siempre creí en los duendes, dragones, hadas y sirenas. Leía todas las versiones que encontraba de los cuentos clásicos, aunque siempre me fascinaban los originales, o al menos las versiones más antiguas que se recuerdan. Con el tiempo descubrí que en ellos había una simbología que hoy se ha perdido en las nuevas versiones, y de grande se convirtió en pasión estudiar el texto más allá del texto.
      ¿Cómo te iniciaste en el mundo literario?
      • Mi mamá y mi abuela eran maestras. Supongo que la lectura viene de ahí. Pero hay dos situaciones con mi papá que me marcaron.
        Una fue cuando tenía seis años. Un familiar le prestó a a mi papá una pila de historietas de Ásterix, el Galo. Me las leía a la noche. Nunca lo vi reír tanto. Quería que durara así para siempre, y traté de leer lo más rápido que pude para comprender de qué se reía.
        Después fue a los once. Me regaló la versión original de “Viaje al centro de la Tierra”. No era un compendio para chicos, sino la versión tal como la escribió Verne. A partir de ahí me sentí un adulto.
        De ahí en más leí todo lo que llegó a mis manos.
      ¿Cuáles fueron tus primeras obras escritas? ¿Consideras que desde entonces hasta ahora has cambiado mucho tu estilo?
      • Mis primeros textos son notas periodísticas, y después hice algunos guiones para radio, pero supongo que mi paso más importante fue al escribir primero algunas historietas de Looney Tunes, para Warner Bros. (en USA) y luego escribir mis primeros libros.
        Desde entonces cambié muchísimo. No sé si mi estilo, pero definitivamente mi vocabulario es más rico, mi conocimiento del oficio de escribir es más vasto y mi fluidez ha mejorado. Sin embargo creo que el cambio sigue produciéndose. El día que ya no tenga nada más que aprender, me dedicaré a la jardinería.
      ¿Hay algún género en particular que no te “animes” a escribir? ¿Por qué? ¿Y hay alguno en particular que te gustaría o estás deseando escribir hace mucho?
      • No me preocupa mucho el género. Eso es el marco para contar una historia. Lo que no contaría es una historia que no fuera una metáfora, que no me permitiera hablar de algo más que una simple aventura.
        Si hablo del hombre buscando su destino, eso puede ser contado en el espacio, en un mundo élfico, o en medio de un ataque zombie. El problema es suponer que el marco ES la historia, es pensar que el envoltorio es más importante que el caramelo, o los pochoclos más importantes que la película.
        Después de eso no temo escribir de nada. Mi mente se dispara en mil temas, sobretodo tabúes, y ya quisiera meterme en cada uno para ver qué pasa.
      ¿Cuál es tu “gran” sueño como escritor? ¿Y qué es lo que te gustaría cambiar? Si es que hay algo ;)
      • Mi sueño como escritor es que mis lectores estén orgullosos de mencionar mis libros en una lista. No me importa que recuerden mi nombre, pero si recuerdan un título o un personaje, entonces algo habré tocado ahí que me pone orgulloso.
        No quiero cambiar nada de mi pasado. Si no me hubiera pasado todo lo que me pasó, si no hubiera cometido todos los errores que cometí, entonces no sería el que soy hoy. Por suerte tengo todavía un día más para hacer las cosas mejor.
      Al momento de leer una reseña de uno de tus lectores, un comentario o alguna mención hacía uno de tus libros ¿qué es lo que sentís?
        • Que su comentario no me pertenece. Que lo que digan tendrá más que ver con el lector que conmigo.
          Muchas veces he leído libros en un momento particular de mi vida y me parecieron horribles. Y si me metieron el dedo en la llaga, hubiera dicho mil cosas contra el escritor. Quizás con el tiempo vuelva a tomar el libro y verlo con otro ojos, y elogiarlo.
          Por suerte, creo que he tenido cuatro o cinco comentarios adversos en toda mi carrera. Todos me ayudaron muchísimo. Y la opinión de los lectores siempre me ha dado ánimo para seguir y avanzar.
          Los mimos y las críticas son buenas, siempre que uno no se crea el mejor ni el peor.
          ¿Qué es lo que te inspira al momento de escribir? ¿Alguno de tus libros tiene alguna historia peculiar de cómo ha surgido?
            • Mis libros tienen siempre una historia particular. Me encanta vivir cada segundo y eso hace que cualquier pregunta, cualquier evento, haga que una historia se cuele por mi cabeza.
              La saga de los Seres Mitológicos Argentinos surgió después de viajar años y años con mis viejos por todo el país. Ahí escuché las primeras leyendas de nuestra cultura americana. Y después de tanto tiempo trabajando para Warner y Disney necesitaba recuperar mis raíces.
              Con la saga El Último Reino, por otro lado, surgió de ver a mi hija del medio, Sofía, jugando en la playa cuando tenía dos años y medio. Me preguntaba si podía ver seres elementales e interactuar con ellos. Y pensando en eso me surgió la pregunta de quién se hubiera hecho cargo de ella si yo no estaba. Como soy adoptado, siempre me pregunto cosas por el estilo. Entonces pensé que solo una dragona podía adoptar a mi hija. Y así surgió la base de la saga, que escribí en un tirón de una semana.
              Con Soy mago, mi última novela, la desesperación por haber terminado el trabajo de ocho años de crear El Último Reino, y ya no tener a los personajes, me trajo una desesperación enorme. Durante tres días dejé fluir todos los temores, y el cuarto día salí a caminar. En esa caminara por el parque se me vino a la cabeza un mago de espectáculo que se mandó una macana y terminó animando fiestitas infantiles. En una presentación cambia el último truco y saca un conejo de la galera. Los chicos no están muy impresionados, pero él sabe que ése conejo jamás estuvo ahí. Y ahí comenzó la historia.
              Personalmente ¿cuál es tu libro favorito de autoría propia y cuál de otro autor?
              • Creo que mi libro favorito es el último. Siempre es el último. Todavía lo quiero, lo tengo ahí presente. Me representa. Pero supongo que de mis treinta, la saga de Seres Mitológicos Argentinos tiene un lugar especial por cómo resultó estéticamente, y la investigación que tuvo (y la repercusión, hoy está en todas las bibliotecas del país). Y El Último Reino fue un desafío enorme, una historia con mil capas, que adoro.
              Con respecto a la saga El Último Reino ¿Cómo surgió? ¿Qué sentís cuando ves la reacción de los lectores y a tus libros llegar a más y más librerías?
              • Más allá de lo que te contaba en otra pregunta, el Último Reino fue mi aporte a las sagas heroicas. Pero a diferencia de otras en que el héroe era un varón, yo quería que se viera reflejado en esta saga el viaje de la heroína. La mujer como constructora de su destino. Y por contrapartida, el villano también debía ser una mujer. Es gracioso ver con el tiempo cómo Disney fue en busca de Maléfica, cuando Ragarath era originalmente Malicia, el hada despechada de las historias clásicas. Aquella de La Bella Durmiente y tantos otros relatos.
                Diez años antes de la película, El Último Reino hablaba de los valores trascendentes de la búsqueda de los orígenes, de la venganza, del precio del ocultamiento, del amor por conveniencia, de los secretos, del odio.
                Cuando veo mis libros en tantas bibliotecas solo puedo sentir una enorme felicidad. Y la responsabilidad de mejorar día a día para entregar mejores historias.
              Bueno Leo, creemos que esas ya han sido suficiente preguntas ¿no? Esperamos que escribas muchos libros más y que muchísimas personas puedan leerlas ¡y te esperamos por Chaco!

              ¡Saludos!

              3 comentarios:

              1. muchísimas gracias por acercarnos a Leo chicas...!!
                no lo conocía pero.. ahora si.....
                Sr Leo Batic.. realmente un gusto saber de sus obras!!
                un abrazo!


                ResponderEliminar
              2. Hola, muy buena entrevista. No conocía a este autor. Gracias por la entrevista. Un saludo.

                ResponderEliminar
              3. MUUUUUUUUy buena entrevista!! Leo es un capo!!

                ResponderEliminar

              • Muchas gracias por tomarte tu tiempo y comentar •
              ¡Recordemos ser respetuosos unos de otros al momento de hacerlo!